martes, 6 de diciembre de 2016

Escenas Míticas: Star Wars IV-VI - Stars Wars, una nueva esperanza




   Esta última oleada del desembarco del Universo Star Wars viene cargada con nada menos que cinco películas. Tres que corresponden a la tercera e inesperada trilogía iniciada por J.J. Abrams con “Star Wars VII, el despertar de la fuerza” y los dos spin off. El primero le tenemos de forma inminente, “Rogue one”, y el segundo intercalado entre el octavo y noveno capítulo de la trilogía, con Han Solo como protagonista.



video

   Todo este mundo tenemos que agradecérselo a George Lucas. Es el máximo responsable de la existencia de la saga, que inicialmente no estaba concebida como tal. Y se iba a limitar a esta única entrega, aunque en la cabeza de Lucas si figuraba una larga historia. Pero en vista a los problemas para que algún estudio acogiera su proyecto pues pensó en calmar sus ansias.


video

   Pero si, George Lucas no solo creó esta historia, sino que, con gran empeño a pesar de las múltiples adversidades, logró sacar el proyecto adelante gastándose únicamente 13 millones de dólares. Insignificante cifra a tenor de la taquilla que lograra después de unos nada desdeñables 775 millones de aquella época que, no en vano, la catapultaron al primer puesto como película más taquillera de la historia del cine.


video

   Lucas crearía a su vez lo que se conoció como la “opera espacial” épica. Y ejercería en esta primera entrega como director, guionista y productor. En las dos siguientes secuelas cedería la dirección a Irvin Kershner y Richard Marquand, en “El imperio contraataca” y “El retorno del Jedi”, respectivamente.


video

   Además de implantar el prototipo cinematográfico de blockbuster de aventuras y del espacio, que, aunque está evidentemente englobado en la ciencia-ficción tiene más que ver con la fantasía, se consolidó como todo un fenómeno de la cultura popular mundial. Hay un antes y un después de “Star Wars”, prueba de ello son las destacadas influencias sobre multitud de directores y películas.


video

   Fue el inicio para la creación de la legión de fans más numerosa que existe en el mundo del cine, con representantes de distintas épocas y que no merma, todo lo contrario, crece con las nuevas entregas. Lo que posibilitó fue la explotación de toda una maquinaria de merchandising en forma de novelas, series, videojuegos, rol, miniaturas, juguetes, etc., etc.


video

   El reparto contaba con dos veteranos del cine como eran Alec Guiness (Obi Wan Kenobi) y Peter Cushing (Moff Tarkin). Aunque los que tomaron una desbordante fama por los cuernos fueron Mark Hamill (Luke Skywalker), Han Solo (Harrison Ford) y Carrie Fisher (Leia). Sin embargo, solo Ford consiguió triunfar fuera de la saga Star Wars.


video

   Personalmente, no concibo el cine sin el Universo Star Wars. En gran parte, estas películas son las responsables de mi inapelable afición al cine. Sus efectos especiales desbordaron mis ojos y el impacto que me produjo la visión de esta historia no creo que pueda borrarse nunca. Historia que toma numerosos elementos de distintas religiones y de la literatura clásica. Quizá por ello, las raíces que nos implantaron con esta saga fueron más profundas.

domingo, 4 de diciembre de 2016

La llegada



   FICHA TÉCNICA

Película: La llegada.
Dirección: Denis Villeneuve.
País: USA.
Año: 2016.
Duración: 116 min.
Género: Ciencia-ficción, drama.
Interpretación: Amy Adams, Jeremy Renner, Forest Whitaker, Michael Stuhlbarg, Mark O'Brien, Tzi Ma, Nathaly Thibault, Pat Kiely, Joe Cobden, Julian Casey, Larry Day, Russell Yuen, Abigail Pniowsky, Philippe Hartmann, Andrew Shaver
Guión: Eric Heisserer (Relato: Ted Chiang).
Producción: Dan Levine, Shawn Levy, David Linde, Karen Lunder, Aaron Ryder.
Música: Jóhann Jóhannsson.
Fotografía: Bradford Young.
Distribuidora: Paramount.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: A la Tierra han llegado doce ovnis que se han diseminado por todo el planeta. Los líderes de las distintas partes del mundo ponen planes en funcionamiento para comunicarse con ellos. Por su parte, los Estados Unidos recurren a una experta lingüista y un reconocido científico para realizar tal labor.
   LO MEJOR: A quien vaya buscando una película de invasiones extraterrestres al uso con un despliegue de acción y efectos especiales que pretenda ser un vehículo de evasión y mero entretenimiento, ya le digo que no se moleste en intentarlo porque no lo es, “La llegada” es un drama de ciencia-ficción que si bien la toma como referencia, en el fondo no deja de ser una dramatización de un contacto con una civilización extraterrestre, practicada de forma mucho más realista, lógica y coherente que cualquier otra película de esta temática que haya visto. Un film interesante, filosófico, reflexivo, poético y emotivo. Denis Villeneuve es uno de esos directores que es capaz de hacer cine de autor independientemente de la temática y el presupuesto. Su sello es el de crear una atmósfera envolvente y estética al mismo tiempo, de crear un clima que se apodera de la narración con la cual no tiene prisa ni precipitación, que dosifica y administra brillantemente. Ésto no significa en absoluto que la película sea aburrida. Un servidor no despegó los ojos de la pantalla durante las dos horas de metraje ni un segundo. Villeneuve nos obliga a hacer una reflexión sobre la naturaleza del ser humano como especie y de cuya evolución psicológica depende el futuro del planeta, a través del sentido del lenguaje como medio transformador y reconfigurador de nuestra psique. Es de esas películas que cuando sales de la sala no sabes muy bien que es lo que has visto pero tienes la sensación de que es algo especial.
   Interpretación: Amy Adams está de matrícula. Siempre he tenido un buen concepto de ella como actriz, pero sin lugar a dudas, ésta es la interpretación que más me ha llenado de ella. Su participación es vital para la trama y para la película. Y deberían nominarla para el Oscar. Y ya puestos al propio film y al director. Pero no me haré ilusiones a este respecto. Jeremy Renner está también sobradamente solvente, pero, aunque aparezca como unos de los protagonistas, su concurso está tan a la sombra de Adams que llega a relegarlo a un mero secundario. Forest Whitaker tan convincente como acostumbra.
   Escena (spoiler): Nada de extensas introducciones, desde el primer minuto ya se va al grano con las noticias de “la llegada” de los OVNIS. Cuidado porque nada de lo que nos muestran es casual ni de relleno y estaremos recibiendo pistas continuamente. El primer contacto es muy emocionante y las sucesivas “charlas” acrecientan el interés, como aquella en la que Amy Adams se quita el traje de protección. Desconsolador y a la vez frustrante es el atentado. Y la revelación final es sorprendente y emotiva, con la conversación con el general chino en una fiesta del futuro y el descubrimiento de que la tragedia personal de la protagonista no forma parte del pasado sino de ese futuro.
   LO PEOR: Lo digo así de claro, no es para todos los públicos. Es compleja y el mensaje hay que llegar a través de la reflexión, sin ningún masticado previo que nos facilite el director. Los que solo busquen entretenimiento, a buen seguro, la catalogarán de lenta y aburrida.
   CITAS: “Necesitamos respuestas lo antes posible. ¿Qué son y que quieren?”. “Si solo me das un martillo, todo se convierte en un clavo”. “Somos un mundo sin un único líder, es imposible negociar con uno solo de nosotros”. “Todo lo que pase depende de nosotros dos”. “No sabemos si comprenden la diferencia entre un arma y un instrumento”.
   REFERENCIAS: Me vinieron claramente dos películas a la mente como referencias a ésta y, sin embargo, no se parece a ninguna de las dos argumentalmente. Son “Contact” e “Interstellar” y podría tener alguna influencia de Stanley Kubrick y su “2001, una odisea del espacio”. No son malos referentes. Esperaré ansioso la secuela de “Blade Runner” que estrenará este talentoso director, Denis Villeneuve en la segunda mitad de 2017.
   CONCLUSIÓN: 8’5. Drama de ciencia-ficción de calidad. Una de las mejores películas del año
   

video

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...