domingo, 24 de septiembre de 2017

Crudo



   FICHA TÉCNICA

Película: Crudo.
Dirección: Julia Ducournau.
País: Francia.
Año: 2016.
Duración: 98 min.
Género: Terror, drama.
Interpretación: Garance Marillier, Ella Rumpf, Rabah Nait Oufella, Laurent Lucas, Bouli Lanners, Joana Preiss, Marion Vernoux, Denis Mpunga, Jean-Louis Sbille.
Guión: Julia Ducournau.
Producción: Jean des Forêts.
Música: Jim Williams.
Fotografía: Ruben Impens.
Distribuidora: Wild Bunch.

   CRÍTICA

   SINOPSIS: Una prometedora estudiante acaba de ingresar en la facultad de veterinaria. Es vegetariana de toda la vida pero cuando es obligada a comer carne, algo despierta dentro de ella. Un apetito voraz que no puede contener.
   LO MEJOR: Siempre digo que estas películas que vienen precedidas por el tumulto y la polémica generados en algún festival les hace más mal que bien, porque es cierto que les proporciona publicidad gratuita pero también unas expectativas equivocadas. Es justo el caso de esta película, la de los desmayos, cuyo interés se ha centrado más que otra cosa en si es tan fuerte como decían. Y la respuesta es no.  No si lo que se busca es imágenes gore gratuitas y explícitas (que también las hay) y de sangre. Pero si uno se olvida de las malditas ideas preconcebidas, entonces si se dará cuenta que es sumamente impactante, pero desde el punto de vista psicológico, desde el suspense de ese “in crescendo” tensional y dramático, que no del terror más primario. De hecho, la película ni si quiera habla del canibalismo, tanto podría haberlo hecho de la drogadicción o la anorexia (a la cual se hacen referencias) y su esquema no habría variado en lo más mínimo. Es más, una metáfora sobre la adicción. Si habla de los profundos cambios tanto químicos como psicológicos que se dan en la adolescencia, muy de la mano del despertar sexual como punta de lanza a una violenta transformación interior. Tampoco pierde la oportunidad de criticar un sistema educativo excesivamente tolerante cargado de fiestas nocturnas donde circulan las drogas, el alcohol y el sexo sin medida. Todo ello lo aborda una muy atrevida Julia Ducournau en un viaje audiovisual (muy importante la música) con un trabajo de fotografía y puesta en escena brutales.
   Interpretación: Nos podemos centrar en dos nombres propios: Garance Marillier y Ella Rumpf. La primera, que apenas había participado en un par de cortos y un largo para televisión de Ducournau, lleva a cabo una interpretación deslumbrante. A medida que cuenta el metraje, Marillier va comiéndose (nunca mejor dicho) más y más la pantalla, mostrándonos una gradual, pero violenta transformación de su personaje. La segunda no es que se quede atrás y forma un tándem con su compañera de abrumadora química. De hecho, cuando ambas están a la vez en pantalla, se apropian totalmente de la escena.
   Escena (spoiler): Hay tantas y con tanto significado que solo me va a dar para mencionarlas sin demasiada explicación. El pistoletazo de salida lo da ese riñón de conejo crudo que la protagonista es obligada a tragar. Es ahí donde se revela su oculta naturaleza que se confirma tras devorar el dedo cortado de su propia hermana. Desde ahí asistimos a una escalada de sangre. Como cuando provocan el accidente de un coche para dar cuenta de sus ocupantes. O el vídeo que le graban totalmente como si fuera un animal depredador en el depósito de cadáveres. Pasando por la escena de sexo salvaje con su compañero de habitación, con el que más tarde nos llevamos la secuencia más impactante del film cuando se despierta y le encuentra parcialmente devorado. O la brutal pelea felina entre ambas hermanas. El giro final es algo más previsible, pero es un digno colofón.
   LO PEOR: Que haya quedado más en saber cuánta sangre y vísceras nos muestran de forma explícita y si es como para desmayarse. Eso ha llevado a gran parte del público a no interpretar el verdadero mensaje y valor del film, que es lo verdaderamente interesante.
   CITAS: “¿Para ti es igual que violen a un mono que a una mujer? Pues si”. “Me dijo que era la primera persona del hospital que no hablaba sobre su peso”. “Algunos prefieren abandonar antes que compararse con usted”. “No te vuelvas anoréxica. Es un asco”. “Podías haber probado con otra cosa y no mi dedo. ¿No había nada más apetecible en el menú? Espero que estuviera rico”. “¿Por qué no te defendiste?”.
   REFERENCIAS: Tiene la frescura y el atrevimiento del cine de terror francés pero vendría a ser como un cruce de “Ginger snaps” con “Criaturas celestiales” de Peter Jackson, y un toque de “Jennifer´s body”.
   CONCLUSIÓN: 7’5. Una metáfora sobre la adicción, así como al despertar sexual de la adolescencia.


video

sábado, 23 de septiembre de 2017

Música de Película: Old boy




   Si os digo Yeoung Hook Jo . . . me decís que ni puñetera idea, ¿no? Pues resulta que tiene realizadas bandas sonoras para más de cincuenta películas. Sin embargo, las mejores creaciones de este compositor surcoreano fueron para el director Park Chan-Wook, y especialmente su trilogía de la venganza, en la cual está encuadrada la magnífica película "Old boy". La música está a la altura de la película, combinando estilo clásico con elementos modernos a la perfección.



video

Tema: The last waltz.
Película: Old boy
Intérprete o compositor: Yeong Wook Ho.


video

Tema: Farewell, my lovely.
Película: Old boy.
Intérprete o compositor: Yeong Wook Ho.


video

Tema: The old boy.
Película: Old boy.
Intérprete o compositor: Yeong Wook Ho.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...